Mamá, atrévete a hacer algo para tí misma

¿Porqué nos cuesta tanto hacer algo para nosotras mismas?

Hoy me ceñiré a vosotras, a nosotras, mamás.

Llevamos a nuestros hijos a un sinfín de actividades: música, baile,  guitarra, piano, pintura, natación, fútbol, baloncesto, inglés (algunas  con Mamidiomas kids)… Pero, ¿qué pasa con nosotras? Nos cuesta muchísimo realizar una actividad que sea para nuestro propio beneficio. No somos capaces de hacer ni comprometernos con nada que sea únicamente por y para nosotras, porque nos hace bien, porque nos gusta, ¡y punto!

Cuando hacer algo así ronda por nuestra cabeza, puntualmente y sin titubeos, llega el “Sr. Sentimiento de culpa”, el cual nos acompaña incesante desde que nos convertimos en madres. Cómo no, siempre bien respaldado por las “Sras. Opiniones no requeridas” de los “expertos en todo” y “mejores madres que tú”. A todos ellos, los conocemos mejor que nunca desde que nuestros hijos han llegado a este mundo.

Bien, dejando de lado este tema plenamente conocido por la mayoría de madres con hijos pequeños; hablaré de tí, sólo de tí, sí, de tí. Tú eres lo más importante para que todo funcione. Lo más importante para que esas personitas que has tenido la grandiosa fortaleza de traer a este mundo, y que tanto te necesitan, también estén bien.

Los objetivos de Mamidiomas van mucho más allá de ayudarte con el aprendizaje de idiomas.

Mamidiomas es estar con otras mamás que tienen preocupaciones como las tuyas, que también duermen poco, que quieren llegar a todo, que adoran a sus hijos, que harían cualquier cosa por ellos… como tú y yo.

Mamidiomas es estar con otras mujeres, quiénes tienen metas, con trabajo o en su búsqueda, que han hecho y hacen muchos esfuerzos, que se encargan de tantas cosas, son hermanas, hijas, parejas… cómo tú y yo.

Mamidiomas es estar con personas, porque aunque hoy hablo especialmente de madres (y el nombre “Mamidiomas” no es un caso), también hay padres que dedican muchas horas y esfuerzos para sus hijos y les gusta hacer actividades juntos, más allá de las puramente obligatorias y rutinarias.

Mamidiomas es crecimiento en todos los aspectos de tu vida, es tiempo para tí. Y quisiera concretar la expresión “tiempo para tí”, porque, en mi opinión, no sólo quiere decir que dediques tiempo a hacer cosas tú sola, que obviamente significa, pero también puede ser concebido como “tiempo para hacer cosas que te hacen feliz, que te gustan, te llenan y que necesitas”, y no todas ellas deben ser en solitario. Si te gusta hacer cualquier actividad con tu hijo, tu pareja, tu familia, tus amigos, y te hace disfrutar, eso es tiempo que dedicas a tí misma y a tu bienestar. ¡Que nada, ni nadie, te lo arrebate!

Mamidiomas, es tiempo para tí, sola o con tu pequeño, cómo tu lo desees. Aquí nadie te juzga, nadie critica, nadie es mejor madre que tú. Solamente existe la empatía de otras madres que viven lo que tú vives, lo negativo y lo positivo que conlleva la maternidad.

Es importante que pensemos en nosotras, lo necesario para estar bien en todos los aspectos que forman parte de nuestra vida. Sólo así, nosotras, ese pilar sobre el que todo se sostiene, podrá funcionar. Somos un pilar que soporta mucha carga, mucha responsabilidad, así que cuantos más pilares tengamos al lado, mejor se repartirá el peso y más ligeras nos sentiremos para tener aún más fuerza. ¡Simple!

Ese “llegar a todo” para nosotras es inalcanzable, porque siempre hay más cosas que hacer (y os habla una de esas que quiere “llegar a todo”). Pero el instrumento de medición que nosotras usamos, es completamente diferente al que usan nuestros hijos, y espero que sepáis, que según nuestros peques sí llegamos a todo. Sino, pregúntaselo a tus hijos. Somos las mejores madres del mundo para ellos, no nos cambiarían por ninguna otra. ¡No lo olvides!, eso será tu motor en muchas ocasiones.

Mamá, ¡plantéatelo! No sólo somos madres, somos mujeres, personas.  Aunque nos cuelguen el cartel de “mamá”, ¡no hagas caso de etiquetas! No eres “mamá” y basta, somos mujeres igual que antes, bueno, igual no, tú y yo sabemos que no… 😉

Atrévete a pensar en tí y ven a pasar un buen rato con nosotras. Ya sabes, con tu hijo o sola, lo que a tí más te apetezca cada clase, pero siempre, única y extraordinaria, ¡inmejorable!

Si quieres conocernos mejor, ¡síguenos y vente! No te arrepentirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *