Beneficios de aprender idiomas, ¿aún no los conoces?

Conoce los innumerables beneficios de aprender idiomas.

Si además lo haces al lado de tu bebé, ¡estos se multiplican!

En este artículo quiero destacar unos aspectos muy importantes, el profesional, el personal y el de salud, de una madre, un padre o cualquier persona, jóven, mayor, adolescente… porque aprender idiomas, ¡nos hace bien a todos!

En el mundo laboral, a día de hoy, saber idiomas es esencial para progresar. Te facilita el dar un impulso a tu carrera profesional y mejorar tu situación laboral. Si no tienes trabajo, te ayuda a encontrarlo. Puedes ser más fácilmente seleccionado en una entrevista personal o tener la oportunidad de trabajar en una empresa internacional, puesto que los idiomas son un requisito imprescindible en casi un 90% de las ofertas de empleo cualificado.

Si ya tienes empleo, puedes aspirar a un puesto de mayor categoría, dirigir reuniones, realizar presentaciones, si lo quieres, realizar viajes de trabajo o solicitar un traslado de país. Todo esto conlleva a obtener un mejor sueldo o. A la empresa le vas a aportar un valor añadido, y ellos lo saben, porque le podrás ayudar a ganar más clientes, tratar con sus proveedores o entrar en nuevos mercados, al poder comunicar en su mismo idioma, y eso hay que premiarlo económicamente.

En cuanto a nuestra salud, se han realizado y publicado muchos estudios científicos al respecto, The Journal of Neuroscience, Annals of Neurology o varias universidades de Neurología y Psicología de todo el mundo, y todos concuerdan en lo mismo: Hablar varios idiomas mejora todas nuestras funciones cognitivas. Las personas bilingües consiguen una mayor flexibilidad cognitiva, es decir, la capacidad de atención y concentración, la orientación, la planificación, la toma de decisiones, la memoria, la multitarea o el lenguaje. Tienen mejor capacidad de adaptación en circunstancias inesperadas, tienen capacidad de tomar decisiones más rápidamente,  pueden hacer varias tareas a la vez y cambiar entre ellas sin dificultad, algo muy habitual en nuestro trabajo y vida diaria, ya que están acostumbrados a cambiar también de idioma al hablar y hace que el cerebro procese varias cosas a la vez.

Es una gimnasia mental de las más completas, ayuda a mantener activo el cerebro y cuanto más lo usemos, menos fallos tendrán sus funciones. Todo esto conlleva a algo tan importante como es ayudar a retrasar los síntomas de un posible alzhéimer. Si hacemos ejercicio físico para estar en forma, ¿por qué no hacer lo mismo para mantener en forma nuestro cerebro? Para tu salud, aprender idiomas es ¡puro beneficio!

A nivel personal, aprender un nuevo idioma te da satisfacción por el hecho en sí de cultivarte y tener más confianza en tí mismo. Aprendes, mejoras, amplías tus conocimientos, haces otras actividades, te mantienes activo… Y si te gusta viajar, ¡puf! ¡te aseguro que el viaje se hace mucho más interesante! Todo se vuelve más cómodo y relajado, te encuentras más seguro al poder comunicarte si tienes algún problema o emergencia para los cuales necesitas ayuda, entiendes mejor la cultura del lugar que visitas, puedes comunicar con personas de otras nacionalidades, entender mejor sus costumbres y tradiciones, y si eres uno de los míos a los que nos encanta mezclarnos con los “locals”, ¡escuchar sus historias será fascinante!

¿Aún piensas seguir esperando a aprender ese idioma que siempre has querido? Es indiscutible que aprender un nuevo idioma reporta importantes beneficios, si además, lo haces junto a tu pequeño… ¡no hay nada mejor! Pero eso, te lo contaré en otra ocasión. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *