10 consejos para trabajar desde casa y cuidar de tus hijos.

Trabajar desde casa y cuidar de tus hijos

¡Es posible!

En tiempos del maldito Covid 19, la mayoría de la población se ha visto obligada a  Trabajar desde casa con tus hijostrabajar desde casa y cuidar de sus hijos al mismo tiempo. La capacidad de adaptación es clave para el éxito, como ya sabes, las especies que más sobreviven no son las más fuertes ni las más inteligentes, sino las que mejor se adaptan al cambio.Cuando esa alteración es para mejor, es muy sencillo, pero cuando es para peor como en este caso, no lo es tanto. 

Hoy me dirijo a ti, amiga y amigo recién llegado, porque aunque no es fácil, con un poco de disciplina y organización, ¡sí se puede!

Desde mi experiencia como emprendedora desde que mi hija era un bebé hasta que ha empezado el cole, me gustaría compartir contigo mis conclusiones de estos casi 4 años a modo de consejos y, como siempre, «always looking on the bright side of life!»

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas, pero tampoco lo idealices con esas imágenes que ves de gente trabajando en la terracita o con paisajes estupendos de fondo. Aquí te dejo unas cuantas imágenes, aunque no son de gran calidad, pero son reales como la vida misma, porque esto es lo que me interesa que conozcas. (Otras fotos ni os las enseño… jeje)

Lo positivo es que si tus hijos se ponen malitos puedes cuidar de ellos, puedes llevarles y recogerles del cole, hacer deberes o actividades con ellos…  Pero también te digo que puede resultar extenuante si no lo haces adecuadamente, es por ello que quiero compartir contigo mi vivencia durante estos años. A pesar de la experiencia, sigo siendo consciente de que algunos de ellos son difíciles de cumplir, pero espero poder ayudarte a que los lleves a cabo lo máximo posible:

  • Trabajar desde casa con niñosEstablece horarios. Todos en casa deben  respetarlos. Hay tiempo para todo,  trabajar, jugar, descansar… Que  trabajes en casa no significa que  te puedan interrumpir en cualquier momento, o que puedas hacer  una tarea 3 horas después.  Estar  en casa no es sinónimo de  poder trabajar las 24 horas o arrastrar todo el día temas pendientes sin poder dedicar tiempo a alguna distracción.
    Continuas interrupciones hacen que no seas productiva y no consigas el nivel de concentración necesario para desarrollar tu trabajo. Es muy importante adaptar tus horarios según tus necesidades y las de tus hijos. No te fijes en lo que hacen los demás, sólo tú conoces mejor que nadie a tí y a tu hijo, así que establece los horarios en base a vosotros y nada más.  Si prefieres madrugar o trasnochar para trabajar cuando todo está en silencio, si eres más productiva al levantarte o al final del día, si necesitas dormir determinadas horas, si tu hijo te necesita o no para dormir, si hace o no siestas… También te digo, nada es predecible, sobre todo con peques, si te surgen situaciones inesperadas, busca alternativas y sé flexible.

 

  • Usa siempre una agenda. Escoge la que mejor te vaya, digital o la de toda la vida. Trabajar desde casa con niñosTambién puedes usar el móvil para hacer anotaciones en el calendario o apuntar todo aquello que te viene a la cabeza y poder desarrollar esas ideas repentinas cuando te pongas a trabajar. Y subrayo lo de «desarrollarlas cuando te pongas a trabajar», sobre todo para los emprendedores, puesto que si estás en tu tiempo de descanso y se te ocurre una idea, anótala y sigue con tu descanso, de lo contrario no serás capaz de desconectar. Escribe lo que tienes que hacer y marca lo que ya has hecho. Habrá días que parece que no hemos avanzado nada y ver todas nuestras tareas reflejadas en una agenda nos dará serenidad mental. De lo contrario, entrarás en una frustración y un sentimiento de culpa, (ese tan conocido cuando te conviertes en mamá) porque pensarás que ni has trabajado ni has estado con tus hijos. 
  • Mantén tu cabeza libre. Si tienes espacio en tu mente podrás crear y las ideas fluirán, algo aún más importante si tienes tu propio negocio. Sino, te bloquearás y no verás avanzar tu trabajo. Aprende a dejar pasar algunas cosas que quizás antes no hacías, como «algún juguetito» por el suelo o «esa montaña de ropa para lavar», también habrá tiempo para eso, pero debes establecer prioridades.
  • Atención plena. Lo dice todo, estés dónde estés, está plenamente. Disfruta de tiempo de calidad con tus hijos y haz que ellos disfruten igualmente de estar con su mamá. Te necesitan. Nuestros hijos son la prioridad y cuando estás con ellos, simplemente, está con ellos. Olvida tu teléfono, no cojas el móvil cada dos segundos para ver si te han respondido a ese whatsapp o te ha llegado ese email. Y cuando estés trabajando, está trabajando. Dedica tiempo de calidad para tu trabajo. No hay whatsapp, llamada o red social tan urgente que no pueda esperar a que acabes el horario de trabajo que te habías planificado. Es necesario para poder concentrarte y ser productiva. Con tus hijos o en tu trabajo, está con todos tus sentidos.

Trabajar desde casa con niños

  • Lugar de trabajo cómodo. (Cómo el de la foto al lado… jeje. ¡Cuando nuestros hijos están malitos, podemos trasladar el despacho dónde sea!) Pero de manera habitual, fija un lugar dónde te encuentres a gusto y relajada. Un espacio que te transmita  tranquilidad y esté ordenado, para  que visualmente y mentalmente te  concentres en tu trabajo y no pienses  «tengo que organizar ese mueble» o «tengo que lavar toda esa ropa». Un entorno cuidado y sin distracciones es muy importante para un mayor rendimiento.
  • Prueba a portear si tienes un bebé. Te ayudará a que esté bien pegadito a tí, tiene acceso al pecho, puede dormir seguro y tranquilo, y te dejará las manos libres para trabajar. Los peques nos reclaman en todo momento, tenerlo cerquita le dará tranquilidad. En este tema, estoy segura que Alicia, creadora de Yo porteo tu porteas , psicóloga, defensora de la crianza respetuosa y con apego, y asesora de porteo, podrá ayudarte a elegir la que mejor se adapta a tus necesidades.
  • Sal de casa, en situación normal. ¡Ahora no! Cuando todo vuelva a la normalidad, esperemos lo más pronto posible, asiste a eventos, haz reuniones en cafeterías, queda con tus compañeros, ve a eventos de networking para conocer nuevas personas y crear posibles alianzas, asiste a cursos, sigue formándote… Que trabajes en casa no quiere decir que siempre debas estar en casa y sola. Te lo recomiendo sobre todo si eres una persona a la cual le gusta socializar. No te aísles.
  • No renuncies. La maternidad es una experiencia única y, en mi opinión, la más maravillosa que podrás tener. Pero nuestra carrera profesional también nos proporciona gran parte de sentirnos completamente realizadas. Hemos trabajado mucho y realizado grandes esfuerzos para llegar hasta dónde estamos. No lo tires a la basura, algún día, cuando tus hijos sean mayores, cuando sientas que te falta «algo»… podrías arrepentirte. Además, puedes seguir tus hobbies en la medida de lo posible. Personalmente, me encanta viajar, el basket, dibujar… Desde que nació Asia, sigo viajando con ella, hacemos deporte juntas, pintamos un montón, está claro, de otro modo, pero con ella. Como comentaba antes, opino que el secreto está en saber adaptarse y ver lo positivo de la vida. 
  • Trabajar desde casa con tus hijosDesconecta. Encontrar equilibrio entre el trabajo y tu familia es clave. No arrastres el trabajo durante todo el día, no te dejará disfrutar de ninguna otra actividad que realices. Cuando vayas a sentarte a ver una peli, a leer, pintar, escuchar música… cualquiera que sea tu hobbie, ¡hazlo! Céntrate en esa actividad y no «aproveches» ese tiempo libre para avanzar mentalmente en tu trabajo. ¡Te conozco…! Sé que cuesta, sobre todo, si eres emprendedora querrás utilizar cada momento «libre» para desarrollar tu negocio, ¡lo sé!, pero es necesaria la desconexión para poder retomar de nuevo el trabajo, disfrutar de la familia, realizar las tareas de la casa y demás obligaciones, de lo contrario, tu salud puede verse afectada. Y de aquí viene el último punto.
  • Cuídate. Cuídate. Cuídate. Tu cuerpo, tu mente y quienes te quieren, te lo agradecerán. Cada una tenemos nuestras maneras de hacerlo, seas de arreglarte más o menos, seas más deportista o menos… pero debemos seguir unos principios básicos y comunes para que cualquier persona goce de buena salud. Las necesidades básicas humanas, ¡vamos! Seguro que recuerdas la pirámide de Maslow. Por ejemplo, dormir y descansar las horas necesarias, comer sano y equilibrado, disfrutar de momentos de ocio y libertad, afecto y cariño, entre otras. En definitiva, sentirnos con esa «paz mental» que tanto nos reconforta .

«Es difícil trabajar como si no tuviéramos hijos. Es difícil criar a nuestros hijos como si no tuviéramos que trabajar.

Pero sólo nosotros tenemos el poder de hacer de ello algo grande.«

Mucho ánimo y fuerza! #JuntosSomosMasFuertes #QuédateEnCasa

Y tú, ¿cómo llevas lo de trabajar en casa con tus peques? Cuentamelo en los comentarios.

By Susana, Mamidiomas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Susana Ramírez Gómez - Mamidiomas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  1and 1 IONOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.