¡Hola! Soy Susana, la creadora de Mamidiomas. Me dedico a impartir Cursos de Idiomas para mamás junto a sus bebés. ¡Pero oye! no excluimos a nadie, los papás también sois bienvenidos!
¿Te apetece conocerme un poco mejor? ¡Sigue leyendo!

Me llamo Susana Ramírez Gómez, soy de Zaragoza, pero también llevo en mi corazón muchos otros lugares… y es que, un día, me convertí ¡en viajera por el mundo!
Soy Licenciada en Turismo y ¡me encantan los idiomas y viajar! Cuando terminé la carrera y después de trabajar en varios puestos del sector, decidí que era el momento de recorrer mundo.
Desde los 18 años, iba a trabajar a otras ciudades en verano. Y es que, desde que yo recuerdo, siempre me ha llamado la atención conocer otros lugares, culturas diferentes, idiomas distintos… ¡vamos, aquello que fuera insólito! Viajar se convirtió en mi “droga”, y cuanto más la tomas, ¡más te gusta!
A los 22 años me fui de España para empezar una nueva aventura lejos de casa, fuera de mi “zona de confort”…
Oh là là! Me fui a París. Desde que la visité por primera vez con 16 años, me enamoró, y me dije: Cuando sea mayor, tengo que venir a vivir aquí. Et voilá! ¡así lo hice! Encontré varios trabajos y allí me quedé.

Después vino Australia. No encontré un sitio más cercano para mejorar mi inglés, jeje..
Estudié y trabajé en Sidney. Luego, con la mochila medio vacía de ropa, pero muy llena de ilusión, recorrí Oceanía durante varios meses, Australia, Nueva Zelanda, Fiji.. I Love it!!  Sin duda, ¡el mejor viaje de mi vida! hasta ahora 🙂

Al volver a casa pensé, ¡pero si yo siempre he querido aprender italiano! Así que me dije… ¡pues me voy a Italia! Y sin haber estudiado ni una “parola”… aterricé en Milano! Encontré trabajo en sectores muy diversos que me permitieron vivir y viajar por muchas partes de Italia.
Resulta que los científicos le han puesto nombre! Lo han denominado ”gen DRD4-7R”, Wanderlust, el gen de la “Pasión por Viajar”. Ahoooora me explico tantas cosas… ¡lo llevo puesto! jajaja
Durante estos años trabajé en muchos y muy variados empleos, pero el de Profesora de idiomas fue el que hice con más entusiasmo.
Todas estas estancias en el extranjero, cursos de idiomas y trabajos, me han regalado muchas experiencias, y además, un alto nivel de los idiomas inglés, francés e italiano.

Volví a España en 2010 y desde entonces, vivo en Barcelona, donde he trabajado como Profesora de idiomas para diferentes clientes, Sales Manager en una agencia de cursos de idiomas, y he estudiado un Máster en Dirección y Administración de Empresas (MBA).

Todo esto, hasta que el 28 de enero de 2016 llegó la que se convirtió en mi gran pasión: mi hija Asia. Desde que le tuve sobre mi pecho nada más nacer, mi vida cambió, y en aquel mismo instante, ingenuamente, no tenía ni idea de hasta qué punto iba a cambiar…
Esa mágica fuerza que mi hija me regala, junto a mis experiencias personales y laborales, me han permitido llevar a cabo este proyecto:
La unión de los Idiomas, las puertas al mundo; y las Mamás y Papás con sus Pequeños, lo más entrañable que existe.

Gracias a todos los que habéis hecho posible que este proyecto, una de las muchas ideas que han pasado y pasan por mi “cabecita loca”, se haya convertido en realidad. Principalmente, a mis padres. Sin vosotros no sería quien soy ahora.

¡GRACIAS!  Por dedicar vuestra vida a cuidar de vuestros dos hijos. Por vuestro amor infinito e incondicional. Por transmitirnos vuestros grandes valores y educación. Por cuidarnos en todos los sentidos. Por vuestra protección y ayuda en cualquier situación. Por ser nuestra guía y sostén. Por vuestros besos y abrazos. Por vuestro calor y ternura. Por vuestra infinita paciencia. Por enseñarnos tantas y tantas cosas. Por sobrellevar las preocupaciones que inevitablemente os damos. Por vuestro incalculable esfuerzo. Por dejarnos descubrir la vida a través de nuestras propias experiencias. Por vuestro apoyo, ante todo, ante vuestra tristeza por verme marchar lejos. Por anteponer nuestra felicidad a cualquier otra cosa. Por vuestra amistad, complicidad, confianza y naturalidad. Por sentirnos los hijos y hermanos más afortunados del mundo. Por estar siempre ahí. Por vuestro tiempo. Por TODO, imposible de enumerar!
Si he llegado a convertir en realidad muchos de mis sueños, es gracias a vosotros. Eternamente agradecida.

Ahora que soy madre, entiendo realmente todo el esfuerzo y amor que conlleva criar a un hijo, y es para toda la vida. Con lo bueno, lo maravilloso y lo “malo”, con todo… ¡este es el mejor viaje de mi vida! CARPE DIEM!!!!

“Firmes raíces para crecer, y fuertes alas para volar”

 

“Disfruta las pequeñas cosas de la vida. ¡Un día te darás cuenta de que eran las más grandes!“